Prevención de sobredosis

Todos pueden cumplir una función a la hora de detener una sobredosis. Puede ayudar al saber cómo se ve una sobredosis y al estar preparado para ayudar a alguien que podría estar teniendo una sobredosis.

Lending helping hand. Concept of help, support and solidarity.
  1. Conocimiento sobre cómo se ve una sobredosis:
    • Respiración lenta y superficial, o ausencia de respiración
    • Frecuencia cardíaca lenta
    • Sonidos como ronquidos o balbuceos
    • Piel pálida, azulada o púrpura, en especial los labios y las uñas de la persona
    • Estado de inconsciencia
    • Pupilas puntiformes
  2. Cómo estar preparado para ayudar a alguien que podría estar teniendo una sobredosis:
    • Si uno de sus seres queridos consume opioides, es una buena idea capacitarse para saber administrar naloxona (también llamada Narcan) y llevarla siempre consigo. Puede encontrar capacitación sobre el uso de naloxona aquí. La mayoría de las farmacias también tienen kits de naloxona, y muchas aseguradoras, incluida Medicaid, cubren parte o la totalidad del costo.
    • Determine si una persona está teniendo una sobredosis y llame al 9-1-1. La Ley del Buen Samaritano (Good Samaritan) de Illinois protege a una persona que tuvo una sobredosis y a las personas que ayudan. Esta ley incentiva a las personas a que busquen ayuda médica de emergencia al brindarles protección de acusaciones o demandas por posesión de drogas. Dígale al 9-1-1 que la persona no respira o no responde y bríndele su ubicación exacta e información detallada.
    • Administre naloxona. Coloque a la persona boca arriba. Sostenga el aerosol nasal con el pulgar en la parte inferior del émbolo y los dedos índice y del medio en cada lado de la boquilla. Inserte la punta de la boquilla con suavidad en un orificio nasal hasta que los dedos estén contra la parte inferior de la nariz de la persona. Empuje la boquilla para liberar el aerosol.
    • Administre respiración boca a boca. Mantenga a la persona boca arriba y asegúrese de que no tenga nada en la boca. Incline la cabeza hacia atrás y eleve el mentón. Apriete la nariz, coloque su boca sobre la boca de la persona y respire dentro de su boca cada 5 segundos. Continúe la respiración boca a boca hasta que la persona se despierte o hasta que empiece a respirar por su cuenta.
    • Permanezca con la persona todo el tiempo que pueda. Observe para ver si la primer dosis de naloxona ha funcionado y si la persona se despierta. Si no ha funcionado en 2 o 3 minutos, administre otra dosis. Coloque a la persona de costado si debe irse.

Para obtener más información y recursos, visite https://dph.illinois.gov/topics-services/opioids/overdose.html.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *